Un regalo que nos ha llegado al alma…

No tenemos palabras para describir el gran regalo que hemos recibido.

El pasado 27 de abril celebramos la boda de Borja y Dolores, un enlace muy especial en el que lo pasamos en grande y en el que para decir verdad, todo salió a pedir de boca. Pues bien, esa fecha se quedará grabada en nuestra memoria ya que días más tarde de la celebración y cómo muestra de gratitud por parte del padre del novio nos hizo llegar este magnifico poema, que desde entonces se ha convertido en el poema de Finca Los Truecos.

boda de Borja y Dolores

Este detalle ha significado tanto para nosotros que hemos querido compartirlo en nuestro blog para que todo el mundo pueda disfrutar de él. ¡Leedlo y entenderéis a que nos referimos!

Poema de Finca Los Truecos

En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre si quiero acordarme (y por siempre así haré); al amparo de los silenciosos y mansos brazos del majestuoso guardián de Toledo, el río Tajo; en un rincón muy especial lleno de encanto y esplendor, flanqueado por un inmenso ejercito de fornidos árboles, rodeado de hermosas plantas y arropado por la inmensa fragancia de sus exuberantes flores, se encuentra la Noble finca de Los Truecos.

Es de ella, de la que; como fiel escudero, mi pluma presenta hoy este escrito, pues cual leal testigo y vocero de mi declaración, se manifiesta veraz y satisfecha. Sea pues, que a bien tengo expresar a vuestras mercedes; que en pocos lares de la tierra Castellana hallarán lugar tan idílico  y armonioso en festejos de Nupcias, que inmortalicen en la mente y el corazón de Novios y Asistentes, los instantes más emotivos y emocionantes de la vida; a saber…, “El Compromiso Eterno del Amor, entre dos personas”.

Así es como Borja y Dolo, el 27-04-2019, iniciaron el primer día de su vida como matrimonio; que junto a más de un centenar de asistentes, no sólo irradiaban en sus rostros la felicidad y la alegría de su unión, sino también la satisfacción del entorno,  el buen hacer, la dedicación, la colaboración, la profesionalidad, el cariño, la bondad y la delicada y sensible atención con la que desde la primera visita a este incomparable paraje natural de  “Los Truecos”, y hasta el final de tan especial evento, nos dispensaron tanto los responsables de la Finca  (Eva y Alberto), así como todo el ejercito de grandes y bien formados profesionales que estuvieron a disposición de los contrayentes y de su séquito; y a los cuales desde aquí, rindo mi gratitud.

En este Noble rincón de la tierra Castellana (“Los Truecos”), la dedicación de todo su equipo hace que tanto, los Novios, como los niños, adultos y mayores, sean partícipes no sólo de momentos inolvidables, sino que también se sientan en seguridad plena, en cuanto a alimentos especiales, que para ciertos asistentes; fuere necesario.

Sea pues para terminar, que sirva esta declaración, como satisfacción plena de este humilde escritor (el padre del novio), y de todos los concurrentes;  para que ustedes lectores, tengan a bien escoger un lugar donde recordar uno de sus mejores días, sin sobresaltos, sin sorpresas que puedan empañar tan especial momento. 

Por mi parte, puedo asegurar que mis siguientes nupcias de plata, aquí se han de celebrar…,  y no, en otro lugar.

Rafaél Jimenez
El halcón de Castilla, Autor, Poeta y Dramaturgo.

¿Qué os aparecido? Se nos ponen los pelos de punta cada vez que lo leemos.

 

Gracias a Rafaél Jimenez por transmitir de una forma tan magnífica lo que es Finca Los Truecos y por hacernos entender de una manera muy especial los sentimientos que se viven el día de una boda.

Gracias de corazón por regalarnos lo que desde hoy es, el poema de Finca Los Truecos.