Toda nueva etapa comienza con un cambio…

Las nuevas etapas conllevan un cambio, y así decidimos nosotros el nuestro, a través de la remodelación del salón Besana, nuestro gran salón de bodas.

Ya para el 2016 teníamos en mente darle un cambio a nuestro salón, mejorando su diseño. La mejor época sin duda la temporada de invierno, momento en el que la disminución de eventos nos permitía hacer una reforma de estas características.
Aunque el proyecto lo teníamos claro, no pudimos comenzar hasta el fin de la temporada de bodas 2017.

Queríamos hacer algo brutal, extraordinario e impactante. Queríamos sorprender a nuestros invitados de una forma elegante pero con un toque rompedor en el que destacaran una gran combinación de detalles. El resultado tenía que ser perfecto, y creo que dimos con la clave. ¡Sigue leyendo y danos tú opinión!

Comenzamos con las obras

Ese año no fue de espera sino de trabajo, trabajo y mucho trabajo para tener todo hilado y poner todo “patas arriba” tras la última boda de nuestra temporada 2017.

Fue muy emocionante el comienzo. Recuerdo que lo que más me impactó fue ver todo el salón desmantelado, ES ENORME, no lo había divisado nunca así. Es un recuerdo que siempre me va a acompañar.

Detalles que caracterizan la remodelación del salón de bodas

Zona de presidencia

Había una parte esencial en la reforma en la que el resultado tenía que ser sin duda IMPACTANTE y esa era la zona más importante del salón, la zona de la chimenea, de la presidencia, la zona de los novios. Este área fue el más estudiado y trabajado.

mesa presidencial salón besana

Hicimos una remodelación total de la chimenea colocando dos columnas para darle un sentido más señorial y sofisticado. El color de la chimenea tenía que ser actual, moderno pero dentro del ambiente rústico que nuestro techo con grandes vigas nos determina.

El color elegido fue el dorado, un dorado trabajado con diferentes bases. Las paredes laterales son enormes y un mismo color no tenía sentido, sería muy monótono, elegir dos colores como los elegidos fue difícil, arriesgado pero el resultado espectacular. Todavía recuerdo mi indecisión, creo que nuestro pintor-decorador Javier de Pinturas San Martin le volví loco con tanta mezcla, pero era importante llegar a un buen resultado. Aprovecho para agradecer a Javier su trabajo y paciencia. Fuiste de gran ayuda.

Luz natural

La luz era otro punto importante en la remodelación de nuestro salón de bodas, queríamos darle la mayor luminosidad posible.

Quitamos las ventanas, las sustituimos por enormes cristaleras que nos dejasen divisar la zona exterior, nuestra zona de jardín y poder de este modo tener una mayor luz natural.

Las mesas.

Las sillas de nuestro salón de bodas también sufrieron un cambio, se tapizaron y les pusimos un detalle textil muy estudiado para que fuese práctico, útil y quedase elegante.

Mantelería, bajo plato, vajilla; son algunos de los detalles que renovamos en mesa, las mesas son el elemento fundamental de nuestro salón.

La mesa presidencial es la más importante, por ello ampliamos su capacidad y cambiamos tanto sillas como mantelería para que fuese diferente al resto. Nos detuvimos mucho en la iluminación ya que queríamos dar con el toque adecuado, que le diera protagonismo a los novios y les mantuviera en constante visión por el resto de invitados desde cualquier punto del salón.

Vestuario de nuestro equipo

El vestuario de nuestro personal también se cambió por un uniforme elegante de colores claros que guardaran relación con nuestro salón de bodas pero cómodo, útil y agradable para ellos.

Todos están guapísimos, no me canso de mirarles cuando trabajan, son tan silenciosos educados, y guardan cierta armonía con todo el conjunto de cambios que hemos hecho, lo que es fantástico.

equipo Finca los Truecos

Otros detalles

Ropero privado a disposición de los novios.
hall con ciertos toques originales como los ramales en techo y nuestra mesa de oliva son otros de los cambios que hemos incluido.

Resultado final, así quedo la remodelación del salón de bodas.

A finales de Febrero de 2018 estaba todo listo, limpio, colocado y decorado con mimo. Todo perfecto para hacer una gran temporada marcada por un cambio brutal en nuestro salón de bodas, un cambio que produjo muchas sensaciones buenas, muchos elogios y muchas felicitaciones. Nos enorgulleció mucho, fue la recompensa de una gran labor en la que participaron muchas personas y un bonito trabajo realizado por grandes profesionales.

Y tú ¿Te quedas con el antes o con el después? Coméntanoslo en nuestras redes. Pincha aquí

antes y después salón de bodas

 

Me gustaría destacar que ha sido un proyecto muy importante para mí, Eva García Gálvez, weeding planner de Finca Los Truecos, ya que me encargué del diseño del salón de principio a fin. Un proyecto innovador, rompedor y súper importante, ya que es la base de nuestra finca de bodas. Un proyecto que no podría haber sido posible sin el apoyo de todo el equipo de Finca Los Truecos, que me dan plena libertad para desarrollar mis ideas.